14 de octubre de 2009

Más papista que el Papa

Estoy un tanto consternada. El otro día hablábamos en la oficina sobre algunas de nuestras series favoritas, así como de sus personajes y argumentos. Yo estaba toda contenta porque estaba segura que ellas sí entenderían mi rechazo hacia un personaje que el resto del mundo se empeñaba en defender. Una chica que, en la ficción, había decidido matar a su padre-padrastro porque maltrataba a su madre, que había huído después de cometer el crimen y roto una serie de normas sociales para sobrevivir como fugitiva. Pero eso sí, cuando algún otro personaje se comportaba ligeramente mal o de manera evasiva, la chica en cuestión no dudaba en hacerle ojos de "te pasas" y "ya no te vuelvo a hablar", para después maltratarlos psicológicamente el resto de la serie.
Mis compañeras defendían que no era para tanto, que ella era cool. Lo cual puede que sea verdad y que yo la odie porque soy una envidiosa o algo por el estilo. Pero igualmente no creí que fueran a estar en desacuerdo cuando dije que me parecía un error que los guionistas pusieran como ultra-justificable el crimen que cometió.
Cuando al exclamar fervorosamente "pero ¿no se supone que estamos en contra de la pena de muerte?" sólo obtuve como respuesta las risas de mis compañeras, me di cuenta que algo andaba mal.
¿Será que, aún siendo como soy, no me puedo relajar y entender que no pasa nada si esa chica mata a su padrastro porque es un serie y además él era "malo"? Mi cerebro no parece ser capaz de aceptar que alguien, real o no, mate a otra persona en una situación que no sea de vida o muerte o, lo que es lo mismo, en defensa propia.
Me horrorizan personajes como Dexter o el de esta chica (que todos los freakies del mundo como yo seguro ya saben quién es) que deciden quién merece vivir y quien no; cuando los veo en acción me pongo toda profunda sobre el mensaje que están dando a la audiencia, preocupándome por lo que la impresionable cultura americana puede llegar a concluir de estos ejemplos, me imagino las terribles consecuencias que puede acarrear el que alguien se sienta identificado, pienso en las generaciones futuras, veo imágenes del apocalipsis, respiro dentro de una bolsa de papel y aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!
¿Qué será: loca o visionaria? ¿Soy excesivamente cuerda o excesivamente exagerada? ¿A la Lisa Simpson que vive en mí ya se le fueron las cabras?
Voy por una bolsa de papel.

7 comentarios:

Aizkolari dijo...

Pues que no se de que serie hablas. Tendre que buscar por internet

Aizkolari

Chesquito dijo...

Yo sí!! :)
Será Kate? ;)
Aldonzi, te extraño!!
Besos!

Astro dijo...

Así es "Chesquito" (como verás tengo la manía de proteger identidades). Es Kate. I hate Kate. Estás de acuerdo conmigo o ya enloquecí? Yo también te extraño. Veeeen!

Adri dijo...

we hate kateee!!!!!!
(desde casa si que me dejaaaa :D)

Astro dijo...

Jajaja, es que le cambié la configuración...ahora todo el mundo puede poner comentarios!

ginebra dijo...

es q no odio a Kate! y sé q está igual de mal lo que hace pero no me parece lo mismo q se ejecute a un preso q que una mujer/hija maltratada mate a quien la está matando lentamente

También sé q tienes razón con lo de Dexter xo me es muy difícil odiarle!! en la vida real lo haría, pero es una serie y siempre me han gustado las historias de miedo o con asesinos. Había uno en X-files q conseguía q la gente se matara solamente hablándoles. Era fascinante (ya ves q la freaky soy yo)

Livier dijo...

Astro, estoy de acuerdo contigo, pero no sé quien es Kate, dime para odiarla también...

Saludos mexicanos, un gusto volver a leerte.